Una de las características principales al momento de diseñar la estrategia de mercadeo, consiste en la selección del color que representará a nuestra marca y que nos permitirá atraer al público objeto. Para afianzar este punto, un estudio de la firma especializada Color Marketing Group, indica que el 85% del peso en la decisión de compra de los consumidores promedio, viene dado por el color de la marca.

La relevancia de la elección de los colores trasciende incluso al branding, para conceder a la marca de una serie de valores específicos. Pero: ¿Qué debes de tomar en cuenta al momento de realizar esta selección? Quédate con nosotros y al final del artículo tendrás conocimiento de ello.

1.- ¿Qué emociones quieres inducir en tu audiencia?

Una vez hayas definido a qué público deseas dirigir tu emprendimiento, debes deliberar sobre qué emociones quieres que transmita tu marca, y emplear los colores que sean cónsonos con dichos sentimientos o sensaciones.

2.- ¿Cuál es la personalidad de tu marca?

En consonancia con el punto anterior, los colores transmiten emociones, y en consecuencia, puedes imprimirle una personalidad propia a tu marca. Por ende, debes de tener muy claro cuál es la imagen que deseas proyectar hacia los consumidores potenciales.

3.- ¿Qué tonos de color se emplean en mi sector económico?

Como parte del Benchmarking, se recomienda utilizar tonos que armonicen con la paleta de colores que se emplea en la industria en la cual deseas incursionar. Por ejemplo: en EEUU el rojo se asocia con carnes, el plateado con productos lácteos y el amarillo con postres.

4.- ¿Qué colores utiliza la competencia?

Una vez definido el aspecto anterior, se recomienda emplear un color que te diferencie de la competencia, para que generes un distintivo en el subconsciente de tu público objeto. Por ejemplo: Pepsi usa el color azul en antagonismo con el color rojo de Coca-Cola.

5.- ¿Los colores están en consonancia con mi mensaje?

La clave del éxito consiste en garantizar la congruencia de las ideas emitidas a la audiencia. Debes entender el logo de la marca como un elemento integral, con personalidad propia y con la capacidad de transmitir por sí solo el mensaje deseado.

Tómate tu tiempo para responder adecuadamente todas y cada una de las cinco preguntas que te planteamos en esta publicación. Este punto de partida será una excelente referencia para proporcionarte las primeras luces sobre la creación de la imagen de tu marca.

Artículos sugeridos: